7 errores básicos por los que estás perdiendo clientes

enero 25, 2021
 

Si estás en un punto de bloqueo en el que no sabes por qué los clientes no llegan o los que llegan no eres capaz de retenerlos, quizás deberías revisar y evitar ciertos comportamientos que pueden estar condicionando y limitando tu crecimiento ⤵️

  1. Si te he visto no me acuerdo. ¡Hasta luego Mari Carmen! Debemos cuidar al cliente, marca o negocio desde el principio. Atendiendo sus necesidades en cada fase y en cada momento de su proyecto. Detectar cuándo puede necesitar nuestros servicios y apoyo y asesorarle en la toma de decisiones. La atención antes, durante y sobre todo, después, es fundamental para asentar una relación sólida y posiblemente, recurrente.
  2. Falta de soporte y de asistencia post compra o post servicio. Cuida a ese cliente después de la relación inicial. Puede que después de ese primer contacto, compra de producto o servicio, tu cliente o marca pueda recurrir a otro servicio complementario. Cuida todas las vías de comunicación y soporte a través de las que puedas resolver sus dudas y cuestiones. Agenda cita, mail, whatssApp business, llamada telefónica o o los simples mensajes privados de facebook o instagram. Que no se sienta que grita en el desierto.
  3. Revisa la calidad de tu producto o servicio. Pregunta, testea con tu comunidad. Será por tanto la mejor forma y la más rápida y cercana de saber si lo que ofreces gusta y responde a las necesidades de tu cliente ideal. Indistintamente de quién esté siendo tu buyer person … aspira a llegar a tu cliente ideal. Y utiliza la prueba social para validar ese producto o servicio.
  4. No resuelves sus problemas. Presenta soluciones únicas que resuelvan los puntos de dolor de tu cliente o mercado.

    ¿Conoces el Método PASTOR?

    PAS: problema / agitación / solución

    Problema: Describe el problema de tu target al que quieras apuntar. Enfoca directamente el punto de “dolor”, como lo define el neuromarketing.

    Agitar: “Agita” el problema. Sé todo lo específico que puedas para que el usuario pueda “sentir” el problema. Emplea verbos. Apela las emociones. Literalmente, echa “sal en la herida”. Aquí la clave es conectar, reflejar con mucho realismo el problema.

    Solución: Presenta una solución única para resolver dicho problema.

    Se trata de una de las fórmulas más versátiles de utilizar. Puedes emplearla en todas partes: desde el comienzo de un artículo, a una landing, hasta a una publicación en redes sociales.

  5. No vendas humo … lo que viene siendo, que cumplas con las expectativas que creaste en tu cliente. 
  6. La competencia existe, darling. Y está ahí para enamorar y cautivar a tus clientes. No te duermas en los laureles. Investiga, estudia, crea, mejora, lee, diseña un método, el tuyo.
  7. El mercado va cambiando y debes tener los ojos bien abiertos. Debes estar dispuesto a cambiar y actualizar tu producto o servicio. ¿Lo estás?

Y ahora después de leer todo esto, revisa en qué punto está tu marca. Diagnostica y mejora aquello en lo que creas que debes prestar un mejor servicio. Y notarás cómo los cambios empiezan a llegar, junto a los clientes, esos que perdías cuando arrancamos este post.

 
estás perdiendo clientes