fbpx
Busca un negocio que te dé, pero no te consuma
octubre 13, 2021

No seas esclava de tu propio negocio

El camino del emprendedor o de la emprendedora está lleno de errores. De matices. De claros y oscuros. Y el más grande de ellos, es tratar de tenerlo todo bajo control. Supervisar absolutamente todo. Esa necesidad imperiosa de querer dividirse y de estar en todas partes. De llevar toda la carga de la empresa. De hacer todas las horas habidas y por haber…Pero eso  no funciona. Por suerte.

En el momento en el que pases a ser esclavo de tu propio negocio (por no decir de ti mismo), para. Recuerda el verdadero motivo por el que estás ahí. Tu emprendimiento es el vehículo hacia la vida que ansías. No solo económicamente, que también es importante. Más allá de lo material, se trata de que te permita vivir alineado contigo. A tu ritmo de vida. A tus necesidades vitales. 

 

No estás aquí solo para ganar dinero. Estás aquí para vivir la vida que querías

Y es que, seguramente, estés invirtiendo el tiempo equivocado en las tareas equivocadas. Sí. ¿Por qué decimos esto? Porque tú estás para aportar el máximo valor a tu empresa. Algo que no podrás hacer si te ocupas de todas las tareas. Gestionar llamadas, el email, las redes sociales…Y para cuando tengas que ocuparte de las entrañas de tu negocio, ya habrás invertido todos sus esfuerzos en otras tareas que no te necesitaban tanto. ¿Lo haces? ¿Te ha pasado? ¿Te pasa?

Aprende a delegar

Es hora de eliminar barreras mentales. La realidad es que no puedes hacerlo tú todo si de verdad quieres que tu empresa crezca. Sabemos que es una decisión difícil. Pero existen ciertos pasos que te ayudarán en el proceso. Lo primero es pensar qué actividades de las que te roban tiempo pueden salir adelante sin ti. Luego, y para tu tranquilidad, puedes crear tareas y asociarles unos objetivos: “Crear 5 post para Instagram a la semana”. 

( Quizás te pueda interesar el post que escribimos hace unos meses sobre cómo incorporar los disparadores mentales a tu estrategia de marketing

Aunque al principio es normal que quieras supervisarlo todo, la idea es que te vayas desprendiendo poco a poco de las tareas delegadas. No significa que no vayas a estar al tanto de lo que se hace en tu empresa, sino de que no te lleve el tiempo que te llevaba antes.

Automatiza procesos

La automatización es otra de las claves para lograr el tiempo libre del emprendedor. Actualmente, la tecnología nos permite delegar muchos procesos:

  • Emails
  • Algunas partes de atención al cliente
  • Control del inventario
  • Servicios de postventa
  • Programación de post en redes sociales
  • Facturas

Eso sí. Al automatizar, piensa en la experiencia del cliente. Si automatizas, que sea para mejorarla y no para quitarte cargas de encima a la ligera. Recuerda que el cliente es la razón de ser de tu negocio.

Lidera

Una cosa es que seas jefe y otra es que seas líder. El jefe es una autoridad que impone su poder sobre los demás, mientras que el líder inspira y motiva a su equipo hacia los objetivos. Y la diferencia entre uno y otro se reflejará en los resultados de equipo. Las personas ya no trabajan solo por dinero. Cada vez es más importante trabajar motivados y sentirse realizados personalmente. En un ambiente que saque lo mejor de nosotros. Un equipo entusiasmado conseguirá mejores resultados que un equipo sometido a una autoridad que no tiene en cuenta su visión ni opinión.

 Estos son solo algunos consejos para que consigas un negocio que te dé, pero no te consuma. Sabemos que no es fácil. Pero siempre habrá profesionales dispuestos a ayudarte. Si quieres hablarnos de tu proyecto o delegar en nosotras...Confía. Trabajaremos en tu proyecto como si fuera nuestro.