Vimeo vs YouTube: ¿cuál es mejor para tu negocio?

abril 22, 2021

Conoce las características de Vimeo y YouTube antes de elegir

 

Vimeo o YouTube, esa es la cuestión. Si te dedicas a crear contenido en vídeo para tu negocio, seguro que te has preguntado dónde deberías subirlo. Y, aunque hay muchas plataformas para ello, hay dos que habrán pasado por tu mente: YouTube y Vimeo.

 

Estas dos plataformas son las más populares entre los usuarios para subir vídeos. Ahora bien, ¿cuál elegir?, ¿cuál es mejor para tu empresa? La verdad es que no tenemos una respuesta exacta para estas preguntas. No hay una mejor que otra. Todo depende del tipo de video y las necesidades que tengas.

 

Aunque ambas son muy válidas, deberías considerar las características y ventajas que te ofrecen cada una a la hora de decantarte por una u otra. Tanto YouTube como Vimeo tienen rasgos muy semejantes, pero sí existen algunas diferencias importantes que te ayudarán a elegir.

Audiencia

 

Es lo primero que debes tener en cuenta, ya que tus vídeos deberían alojarse donde se encuentre tu público. Es cierto que en número de usuarios, YouTube es el claro vencedor, pero los números no lo son todo. Ten en cuenta que, cuantos más usuarios, más competitividad. Tu video puede quedar perdido entre los miles y miles que se suben en la plataforma.

 

En Vimeo, en cambio, podrás dirigirte a una comunidad mucho más pequeña. Será más fácil que tu vídeo aparezca y sea seleccionado para aparecer en su página de destacados. Además, puedes aprovechar su nicho creativo para tus videos de mayor calidad.

 

Así que, digamos, si lo que quieres es obtener un gran alcance y dirigirte a un público variado, usa YouTube (como nosotras 😉). Si te diriges a una audiencia más profesional, que se identifica más con el mundo creativo que con el general, usa Vimeo.

Canal de YouTube de Corazón Andalucía

Precio

 

Para qué engañarnos. Este es, quizás, uno de los puntos más relevantes a la hora de decidirnos. Y es que aunque, en principio, las dos plataformas son gratuitas, la versión free de Vimeo es limitada. Mientras que la plataforma no presenta pegas para la duración de los vídeos, sí que lo hace con el tamaño. 

 

En su versión gratuita, Vimeo permite subir 500 MB a la semana. Si superas el límite, tendrás que irte a uno de sus planes de pago: Plus, Pro, Business y Premium. La diferencia entre los planes está en la cantidad de GB semanales que se te permitirá subir. Las mensualidades van desde los 6€ del plan Plus a los 70€ de la versión Premium, con la que se eliminan las limitaciones semanales. 

 

Con YouTube, no hay que preocuparse del peso de nuestros videos. Hasta ahora, ofrece almacenamiento ilimitado totalmente gratis. Y aunque existen planes de pago para los usuarios, no ocurre así para las empresas. 

Monetización

 

Como ya sabemos todos, los youtubers viven de la publicidad que insertan en sus vídeos. Para ello, debes formar parte del Programa de socios de YouTube. Y no cualquiera puede acceder a él. Entre los requisitos más importantes, están acumular más de 4000 horas de visualización en los últimos 12 meses y tener más de 1000 suscriptores. Vamos, que hay que currárselo. 

 

En Vimeo… ¡puedes monetizar sin anuncios! Para empezar a hacerlo, debes contar como mínimo con una cuenta Plus (16€/mes). A partir de ahí, puedes elegir cómo generar ingresos con tus vídeos: vender, alquilar o por suscripción. Además, tú pones el precio. Eso sí, la plataforma se llevará un 10% de comisión. 

Características de los vídeos

 

Otro factor que deberías tener en cuenta es las características de tus vídeos: ¿cuánto duran? ¿y su resolución?

 

La duración predeterminada de los vídeos en YouTube es de un máximo de 15 minutos para una cuenta básica. Por lo tanto, si quieres subir contenido más largo, lo habitual es dividirlo en varias partes. Por su parte, Vimeo no tiene limitación en la duración de los vídeos, aunque sí en el tamaño (hablaremos de eso en el siguiente punto).

 

Si nos centramos en la resolución, esta es quizás una de las grandes diferencias entre ambas plataformas. Y aquí la clara ganadora es Vimeo. Mientras que en YouTube, la cantidad prima sobre la calidad, en Vimeo ocurre todo lo contrario. Si subes el mismo vídeo a ambas plataformas, te darás cuenta de que la resolución cambia drásticamente entre una y otra. Esto se debe a que YouTube, al ser la más popular, soporta un gran número de horas de carga cada minuto y para procesar tal cantidad de vídeos, recurre a una alta compresión. En cambio, Vimeo trata de mantener la máxima calidad posible.

Vídeo de YouTube Corazón Andalucía
Vídeo del canal de YouTube
Vídeo corporativo en el canal de YouTube de Corazón Andalucía

Publicidad

 

Como has podido intuir en el punto anterior, en Vimeo no hay publicidad. Bueno, sí, pero no. Te explico. La publicidad no aparecerá insertada dentro del video. Lo que sí pueden aparecer son anuncios a los lados. En todo caso, no interrumpen el video como los odiados anuncios de YouTube. Además, puedes evitarlos con las suscripciones de pago.

 

En cambio, y como bien sabrás por experiencia propia, al reproducir un vídeo en YouTube, lo más probable es que te tragues algún que otro anuncio, ya sea antes, durante o después. Vaya lata ¿eh? Aunque en la mayoría de casos se pueden saltar a los 5 segundos, a todos nos han molestado alguna vez. Estos anuncios que interrumpen la visualización del vídeo pueden ser un incordio para los espectadores e incluso provocar que abandonen.

Privacidad

 

Sabemos que la privacidad importa. Mucho. Poder decidir quién ve tus vídeos o dónde es primordial. Y en esta carrera, el trofeo es para… ¡Vimeo! Sí, de nuevo esta plataforma es la que mejores opciones ofrece, te explicamos el porqué. Tanto ella como YouTube ofrecen la posibilidad de que los vídeos sean privados o públicos. Pero, Vimeo ofrece opciones que van mucho más allá de eso. 

 

Una de ellas es que puedes proteger tus vídeos con contraseñas. La opción más parecida que ofrece YouTube es un video no listado, al que solo se puede acceder con un enlace directo. En Vimeo también puedes compartir los vídeos solo con tus seguidores o incluso mantenerlos ocultos para la comunidad. Esto último puede serte útil si quieres incrustar el vídeo, por ejemplo en tu web, y que solo se reproduzca en ese sitio.

Analítica

 

Las dos plataformas ofrecen herramientas de análisis con las que hacer seguimiento de nuestros vídeos. Sin embargo, hay una gran PERO. En YouTube, podemos acceder a analíticas tanto básicas como más avanzadas gratuitamente. En su panel podemos visualizar datos tan concretos como edad y sexo de nuestra audiencia, impresiones, espectadores únicos, CTR (clicks sobre impresiones), fuentes de tráfico…y mucho más. 

 

Para acceder a los mismos datos en Vimeo, tendríamos que pagar, como mínimo, la suscripción Plus. La versión gratuita solo nos ofrecería datos respecto a las reproducciones de página. Vamos, que se nos quedaría muy corto si queremos hacer un buen seguimiento. 

 

Después de todo esto, esperamos que te haya quedado mucho más claro cuál es la plataforma adecuada para ti. Elijas Youtube o Vimeo, recuerda que el estar en una no te excluye de ninguna. Solo analiza qué es lo que mejor se adapta a tus necesidades. Siempre puedes probar las dos, experimentar y sacar tus propias conclusiones